La quinta prioridad del Plan Juncker: La Unión Económica y Monetaria

La Unión Económica y Monetaria (UEM) es la quinta prioridad del Plan Juncker. En los próximos cinco años se prevé continuar con la reforma de la misma, con el fin de salvaguardar la estabilidad del euro y fomentar la unificación de las políticas económicas, presupuestarias y del mercado laboral de la zona euro. Para ello se tomarán como referencia los «informes de los cuatro Presidentes» y el plan director de la Comisión para alcanzar una Unión Económica y Monetaria profunda y genuina, teniendo siempre presente una perspectiva social de Europa.

-
La interrupción de la crisis actual debe de ser aprovechada para consolidar y complementar las significativas medidas adoptadas por el momento, así como simplificarlas y darles mayor legitimación desde un punto de vista social. Para el Presidente de la Comisión son igual de importantes tanto la estabilidad del euro y la solidez de las finanzas públicas como la equidad social en la aplicación de las reformas estructurales que son necesarias.
Jean-Claude Juncker en su primer año de mandato tiene el objetivo de impulsar iniciativas legislativas y de otra índole para profundizar la Unión Económica y Monetaria, haciendo especial hincapié en:

  • Una revisión para la estabilidad del «paquete de seis medidas» y del «paquete de dos medidas» legislativas;
  • Propuestas para fomentar nuevas reformas estructurales, utilizando incentivos financieros adicionales y con una capacidad presupuestaria específica en la zona del euro cuando sea necesario.
  • Propuesta para mejorar la eficiencia de la representación exterior de la Unión Económica y Monetaria. Esta última propuesta es relevante debido a que la UE y la zona del euro no tienen representación única en las instituciones financieras internacionales, como en el caso del FMI. Como consecuencia de ello la Unión pierde peso político y económico en estas instituciones.

A medio plazo se considera necesario dar un mayor equilibrio al apoyo condicional que se concede a los países para mantener su estabilidad. Asimismo, el presidente Juncker sugiere que la «troika» sea sustituida por un sistema que tenga mayor legitimidad democrática, que rinda cuentas en mayor medida, que se base en las instituciones europeas y que tenga un mayor control parlamentario a nivel nacional y europeo.
Por otra parte, se propone que todos los programas de apoyo y reformas se sometan tanto a evaluaciones de sostenibilidad presupuestaria como de impacto social. Y plantea debates públicos para discutir los efectos sociales de las reformas estructurales, dando como prioridad la lucha de la pobreza.
Por último, el presidente de la Comisión es un firme defensor de la “economía social de mercado”, la cual diferencia de la “economía social de mercado” que ha permitido que armadores y especuladores se hayan beneficiado de la crisis, al mismo tiempo que los pensionistas hayan visto disminuida su capacidad adquisitiva.


Para reforzar los cambios que se quieren llevar a cabo entorno a la UEM, los cincos presidentes – el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, el presidente de la Cumbre del Euro, Donald Tusk, el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, y el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz – han presentado un ambicioso plan para profundizar en la quinta prioridad, a partir del 1 de julio de 2015 y completarla en 2025 a más tardar.

En el informe se pueden diferenciar tres etapas para llevar a cabo el plan:

  • Etapa 1, «Profundización en la práctica» (del 1 de julio de 2015 al 30 de junio de 2017): Con el fin de fomentar la competitividad y la convergencia estructural llevando a cabo políticas presupuestarias responsables a nivel nacional y dentro de la eurozona, en esta etapa se tiene como objetivo que las instituciones de la UE y los Estados miembros de la zona euro utilicen los actuales instrumentos y optimicen el uso de los Tratados en vigor. De esta forma se busca completar la Unión Financiera y mejorar el control democrático.
  • Etapa 2 «Realización de la UEM»: En esta etapa se busca acordar medidas concretas e mayor alcance para consolidar la UEM a nivel económico estructural e institucional. Particularmente, un conjunto de parámetros de convergencia de naturaleza jurídica.
  • Etapa final (2025 a más tardar): una vez puestas en marcha todas las medidas, se espera que la UEM proporcione un área de estabilidad y prosperidad para todos los ciudadanos. Y que sea además un espacio atractivo para otros Estados miembros.

En la primavera de 2017 la Comisión presentará un «Libro blanco» en el recogerá una evaluación de las medidas adoptadas en la etapa 1 y se expondrán los siguientes pasos a seguir, así como las medidas jurídicas que se llevarán a cabo en la segunda etapa.


segunda

Cabe destacar que para conseguir una UEM más profunda y justa, la Comisión ha puesto en marcha el Pilar Europeo de Derechos Sociales. Este pilar va a identificar un número esencial de principios comunes a la zona euro, centrándose en sus necesidades y retos en el área laboral y de políticas sociales. Este pilar deberá construir y complementar el acervo social de la UE con el fin de dirigir las políticas a un determinado número de áreas esenciales para un buen funcionamiento, y contribuir a la creación de mercados laborales justos y sistemas de bienestar.
El fin de este pilar es convertirse en un marco de referencia para evaluar las políticas sociales y de empleo de los Estados miembros, para promover reformas a nivel nacional, así como servir de guía en el proceso de renovación de la convergencia dentro de la eurozona.

Como ejemplo de los debates públicos que el Presidente de la Comisión quiere llevar a cabo, la Comisión ha previsto durante el 2016 un debate con las autoridades europeas, interlocutores sociales, la sociedad civil y ciudadanos, sobre el contenido y el papel de este pilar. El resultado de este debate deberá recogerse en el texto final del Pilar Europeo de Derechos Sociales.
Para efectuar este debate se ha puesto en marcha una consulta pública con la que se tiene previsto recoger los puntos de vista y reacciones de los participantes en la misma. La consulta online estará abierta para participar hasta el 31 de diciembre de 2016, estando previsto presentar una versión consolidada del Pilar Europeo de Derechos Sociales a principios de 2017.

Aquí os dejamos el siguiente enlace para participar en la consulta pública:
Have your say – public consultation on the European Pillar of Social Rights
http://ec.europa.eu/social/main.jsp?langId=es&catId=699&consultId=22&visib=0&furtherConsult=yes

#SocialRights

Video:

http://ec.europa.eu/priorities/deeper-and-fairer-economic-and-monetary-union_es

FacebookTwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


5 − = 1

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>