Archivo de la etiqueta: Salud

Estrategia Europea sobre la Discapacidad

“El problema al que nos enfrentamos es que los gobiernos ven a las personas con discapacidad como un problema de política social (…) Pero la discapacidad no solo pertenece a un sector. La discapacidad afecta a todas las diferentes áreas de la sociedad, y muchos gobiernos y personas no se dan cuenta de eso”.
Helga Stevens

eppd_web_bannerEl miércoles 6 de diciembre, el Parlamento Europeo, en cooperación con el Foro Europeo de la Discapacidad, acogió el denominado ” Cuarto Parlamento Europeo de las Personas con Discapacidad (EPPD) “, un evento organizado con motivo del día internacional de las personas con discapacidad (3 de diciembre).

Este encuentro reunió a más de seis cientos activistas yFullSizeRender delegados de organizaciones de toda Europa, diputados al Parlamento Europeo y representantes de otras instituciones de la UE, para discutir, entre otras cuestiones, la participación de las personas con discapacidad en la vida política y pública, así como, la estrategia europea sobre la discapacidad 2020-2030.

Estrategia europea sobre la discapacidad

Las personas con algún tipo de discapacidad aún se enfrentan a discriminación, prejuicios y barreras que dificultan su participación en la sociedad y la economía. Por ello, el pasado 30 de noviembre el Parlamento debatió y votó un informe sobre la implementación de la estrategia europea sobre la discapacidad 2010-2020.

El objetivo general de esta estrategia es crear una Europa sin barreras para las personas con discapacidad. Abordando temas como la participación y la igualdad en todos los ámbitos de la vida, la empleabilidad o la educación inclusiva. Para lograr sus objetivos se han establecido acciones en ocho ámbitos prioritarios:

1. Accesibilidad: hacer que los bienes y servicios sean accesibles a las personas con discapacidad y fomentar el mercado de dispositivos de asistencia.

2. Participación: garantizar que las personas con discapacidad disfruten de todos los beneficios de la ciudadanía europea, eliminar los obstáculos a la igualdad de participación en la vida pública y las actividades de ocio y fomentar unos servicios comunes de calidad.

3. Igualdad: luchar contra la discriminación por razón de discapacidad y fomentar la igualdad de oportunidades.

Infographic_Disability_statistics_final
4. Empleo: aumentar de forma significativa la cuota de personas con discapacidad en el mercado laboral abierto. Casi uno de cada seis ciudadanos de la UE, mayor de 15 años, vive con algún tipo de discapacidad, pero su nivel de empleo es comparativamente bajo.

5. Educación y formación: promover una educación y un aprendizaje permanente inclusivos para todos los alumnos con discapacidad. La Comisión Europea ha puesto en marcha diversas iniciativas educativas para personas con discapacidad, como la Agencia Europea para el Desarrollo de la Educación de Alumnos con Necesidades Educativas Especiales.

6. Protección social: fomentar unas condiciones de trabajo dignas y luchar contra la pobreza y le exclusión social. La tasa de pobreza entre las personas con discapacidad es un 70% más alta que la media.

7. Salud: fomentar la igualdad de acceso a la sanidad y los servicios afines.

8. Acción exterior: fomentar los derechos de las personas con discapacidad en la ampliación de la UE y los programas de desarrollo internacional.

Premio a la Ciudadania Accesible 2018
La Comisión Europea, en aras a contribuir a la realización de estos objetivos, ha convocado los “Premios a la Ciudadania Accesible”, en los que han participado 26 ciudades de toda la UE. Dichos premios se concedieron, durante el Día Europeo de las Personas con Discapacidades, a aquellas ciudades que más han contribuido a la inclusión de las personas con discapacidad en todos los ámbitos de la vida social, política y económica.

Las ciudades ganadoras este año han sido:premio

 diseno-de-medalla-de-oro_1166-34    francia    Lyon

1f948   eslovenia      Liubliana

1f949     índice     Luxemburgo

FacebookTwitter

DE LA GRANJA A LA MESA

¡Se acercan las Navidades! Una época llena de luz, de regalos, de reuniones familiares y cómo no, de comilonas. Por ello resulta interesante conocer el camino que siguen los alimentos que ingerimos, desde la granja hasta nuestra mesa.

Resultado de imagen de navidad comida mesa
La Unión Europea cuenta con una Política de Seguridad Alimentaria. La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés) asesora a la Comisión Europea y a los países de la UE  en el proceso de elaboración de leyes y en situaciones de alarma alimentaria.

Con esta política se pretende garantizar:

1. que tanto los alimentos y como los piensos sean nutritivos y seguros
2. un elevado nivel de salud y bienestar animal y una efectiva protección fitosanitaria
3. información clara sobre el origen, contenido, etiquetado y utilización de los alimentos.

La UE pone gran cuidado en que sus normas alimentarias no excluyan del mercado a los alimentos tradicionales, no impidan la innovación y no perjudiquen a la calidad.

Los animales pueden circular libremente por toda la UE. Ahora bien, las normas sobre seguridad y bienestar de los animales que se aplican en la granja deben cumplirse también durante el transporte. Si aparecen brotes de enfermedad, la UE tiene mecanismos y procedimientos en vigor para actuar rápidamente y establecer prohibiciones en caso necesario.Resultado de imagen de seguridad alimentaria

Las plantas y el material vegetal pueden circular por la UE sin restricciones, pero eso sí, siempre que estén libres de plagas. El examen del material vegetal importado y los controles del territorio de la UE contribuyen a detectar plagas incipientes.
La UE cuenta con un sistema de alerta rápida para alimentos y piensos (RASFF, por sus siglas en inglés) para proteger a los ciudadanos contra los alimentos que no cumplen las normas europeas de seguridad alimentaria.
Cuando se detecta una amenaza, se alerta a toda la UE. A veces es suficiente con bloquear un determinado lote pero, si fuera necesario, se interceptarán todas las partidas de un determinado producto procedentes de una explotación agropecuaria, una fábrica o un puerto de entrada. También se puede proceder a la retirada de productos que ya se encuentren en los almacenes o en el mercado.

http://practicopedia.lainformacion.com/files/protocolo_intoxicacion.jpg
La Comisión aplica el principio de precaución: interviene inmediatamente si los científicos consideran que existe un peligro, aunque sea potencial.

Además, hay normas específicas que regulan:
• el uso de plaguicidas, complementos alimenticios, colorantes, antibióticos u hormonas
• los aditivos alimentarios, como conservantes y aromatizantes
• las sustancias en contacto con los alimentos, por ejemplo envases de plástico
• el etiquetado de los ingredientes que pueden provocar alergias
• las alegaciones de propiedades saludables, como “bajo en grasas” o “alto contenido en fibra”.
El reglamento de la Unión Europea (nº 1169/2011) es una de estas normas y nos informa sobre la información que debe ser facilitada al consumidor:
1. denominación de venta del producto.
2. lista de ingredientes
3. cantidad de determinados ingredientes
4. cantidad neta del alimento
5. fecha de duración mínima o fecha de caducidad
6. condiciones especiales de conservación y de utilización
7. modo de empleo en caso de que, en ausencia de esa información, fuera difícil hacer uso del alimento.
8. grado alcohólico cuando la bebida contenga más de 1,2º
9. identificación de la empresa.

Resultado de imagen de etiquetas union europea
Adicionalmente, esta norma introduce otros puntos obligatorios:
1. Información nutricional obligatoria para la mayoría de los alimentos transformados;
Valor energético, grasas y grasas saturadas, hidratos de carbono, azúcares, proteínas y sal. Todos presentes en el mismo campo visual.
Esta declaración habrá de realizarse obligatoriamente por 100g o 100ml, lo cual permite la comparación entre productos. Esta información obligatoria puede acompañarse, voluntariamente, de la referida a otros nutrientes.
Existen determinados alimentos exentos de este etiquetado; las bebidas alcohólicas que contengan más del 1.2% en volumen de alcohol y, en general, los alimentos no envasados.
2. Etiquetas más legibles
El etiquetado debe ser claro y legible, para ello se establece un tamaño mínimo de fuente.
Los aspectos que se deben indicar siempre con independencia del tamaño del paquete son: el nombre del alimento, los posibles alérgenos, la cantidad neta y la fecha de duración mínima.
3. País de origen
Actualmente es obligatorio indicar el país de origen en el etiquetado para la carne fresca de vacuno, cerdo, ovino, caprino y aves de corral, así como para las frutas, verduras, miel y aceite de oliva. Ya que de no hacerlo puede suponer un engaño a los consumidores.
4. Sustancias que provocan alergias e intolerancias
La información sobre los alérgenos debe aparecer en la lista de ingrediente, destacándose mediante una tipografía que la diferencia del resto de la lista. Si no se da tal lista, se incluirá la mención “contiene” seguida de la sustancia o producto.
Los alérgenos también deberán ser indicados en los alimentos no envasados que se vendan al consumidor final.
5. Aceites o grasas vegetales
Los aceites o grasas de origen vegetal se podrán agrupar en la lista de ingredientes bajo la designación “aceites vegetales” o “grasas vegetales”, seguido de la indicación del origen vegetal específico.

Imagen relacionada

FacebookTwitter

SALUD MENTAL Y LA UNIÓN EUROPEA – Día Europeo de la Depresión

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, se consideran enfermedades mentales los problemas psíquicos, la tensión emocional, las disfunciones asociadas con los síntomas de angustia y los trastornos psíquicos diagnosticables como la esquizofrenia o la depresión.

Las enfermedades mentales constituyen un reto creciente para la Unión Europea. Se estima que los trastornos mentales afectan a uno de cada cuatro europeos adultos, y son la causa de la mayor parte de los miles de suicidios que se registran cada año; cifra que supera a la de las muertes por accidentes de tráfico.

MONIGOTES CAMINANDO SOLOS

Con la publicación del Libro Verde titulado “Mejorar la salud mental de la población. Hacia una estrategia de la Unión Europea en materia de salud mental” en 2005, la Comisión Europea abrió un amplio debate sobre la cuestión de la salud mental. Se inició una consulta pública sobre los medios para mejorar la gestión de las enfermedades mentales y promover el bienestar mental en la Unión Europea.

Desde el punto de vista económico, las enfermedades mentales cuestan a la Unión Europea entre un 3% y un 4 % de su producto interior bruto, debido a las pérdidas de productividad que provocan y a las cargas suplementarias que entrañan para los sistemas sanitarios, sociales, educativos y judiciales.

La creación de una plataforma de intercambio y cooperación entre los Estados Miembros, el aumento de la coherencia de las acciones emprendidas en las diferentes políticas de salud mental, o el desarrollo de un sistema de información, investigación y conocimientos sobre el tema son algunas de las iniciativas que se proponen desde la Comisión Europea.

siAsimismo, pueden encontrarse múltiples publicaciones al respecto en el portal web de la Comisión Europea, en el subapartado Salud Pública – Salud Mental .

Las formas más comunes de enfermedad mental son los trastornos de ansiedad y la depresión. La depresión constituye hoy en día un problema de salud de elevada trascendencia con graves repercusiones tanto para el paciente, los familiares y la sociedad en general.

Desde la Organización Mundial de la Salud se estima que para el año 2020 la depresión será la principal causa de discapacidad en todo el mundo, solamente superada por las enfermedades cardiovasculares. En los países más avanzados, entre un 16% y un 20% de la población ha padecido depresión al menos, una vez en su vida.

essComo cada año, el primer jueves de octubre tiene lugar el Día Europeo de la Depresión. El Día Europeo de la Depresión (DED) es una iniciativa nacida en 2004 en el seno de la European Depression Association, que se celebra de manera simultánea en varios países Europeos.

La iniciativa del DED cuenta en España con la colaboración de sociedades científicas de atención primaria como semFYC, SEMERGEN y SEMG, de sociedades de psiquiatría y psiquiatría biológica, de asociaciones de familiares de pacientes con depresión y de la asociación Alianza para la Depresión o FEAFES.

Los objetivos principales del Día Europeo de la Depresión son

  • Concienciar sobre la alta prevalencia de la depresión en la población
  • Promover el debate sobre las consecuencias de la depresión en la salud de los individuos que la padecen y en su entorno
  • Crear una plataforma para la realización de actividades que mejoren el manejo de los problemas derivados de la depresión
  • Movilizar los recursos necesarios para hacer frente a la importante carga asistencial que supone esta enfermedad.

Durante el DED 2015 y desde la European Depression Association, se proponen varias alternativas para que quién esté interesado, pueda colaborar en esta jornada:

FacebookTwitter

POLÍTICA DE MEDIO AMBIENTE

La política medioambiental europea se basa en los principios de cautela, prevención, corrección de la contaminación en su fuente y «quien contamina paga». Los programas de acción plurianuales en materia de medio ambiente fijan el marco de las acciones futuras en todos los ámbitos de la política de medio ambiente. Se integran en estrategias horizontales y se tienen en cuenta en las negociaciones internacionales en materia de medio ambiente. Además, su aplicación es esencial.

 

Esta política aparece regulada en los Artículos 11 y 191 a 193 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE). La UE es competente para actuar en todos los ámbitos de la política de medio ambiente, como la contaminación del aire y el agua, la gestión de residuos y el cambio climático. Su ámbito de actuación se ve limitado por el principio de subsidiariedad y por el requisito de unanimidad en el Consejo en los ámbitos de asuntos fiscales, ordenación territorial, utilización del suelo, gestión cuantitativa de los recursos hídricos, elección de fuentes de energía y estructura del abastecimiento energético.

La política medioambiental de la UE se basa en los principios de cautela, prevención, corrección de la contaminación en su fuente y «quien contamina paga». El principio de precaución es una herramienta de gestión del riesgo a la que puede recurrirse en caso de incertidumbre científica sobre una sospecha de riesgo para la salud humana o el medio ambiente que se derive de una acción o política determinada. Por ejemplo, para evitar daños a la salud humana y al medio ambiente en caso de duda sobre los efectos potencialmente peligrosos de un producto, pueden darse instrucciones de detener la distribución de tal producto o retirarlo del mercado si las dudas persisten tras una evaluación científica objetiva. Estas medidas han de ser no discriminatorias y proporcionadas y revisarse una vez se disponga de más información científica.

El principio de «quien contamina paga» se aplica por medio de la Directiva sobre responsabilidad medioambiental (DRM), cuyo objetivo es prevenir o poner remedio a los daños medioambientales causados a especies protegidas y hábitats naturales, el agua y el suelo. Los operadores que realizan determinadas actividades profesionales, como el transporte de sustancias peligrosas, o actividades que implican vertidos a las aguas, deben tomar medidas preventivas en caso de amenaza inminente para el medio ambiente. De haberse producido ya el daño, están obligados a tomar las medidas adecuadas para remediarlo y a pagar los costes. El ámbito de aplicación de la Directiva se ha ampliado en tres ocasiones para incluir la gestión de residuos de extracción, la explotación de emplazamientos de almacenamiento geológico y la seguridad de las operaciones de extracción de petróleo y gas, respectivamente.

Además, la integración de consideraciones medioambientales en otros ámbitos políticos de la UE, aspecto que apareció por primera vez a raíz de una iniciativa del Consejo Europeo celebrado en Cardiff en 1998 (el «proceso de Cardiff»), ha pasado a ser un importante concepto en las políticas europeas (ahora consagrado en el artículo 11 del TFUE). En los últimos años, la integración de la política medioambiental ha alcanzado, por ejemplo, avances significativos en el ámbito de la política energética, tal como se refleja en el desarrollo paralelo del paquete de la UE sobre el clima y la energía o en la Hoja de ruta hacia una economía hipocarbónica competitiva en 2050, en la que se estudian maneras rentables de hacer que la economía europea sea más respetuosa con el clima y consuma menos energía. Esto demuestra cómo los sectores responsables de las emisiones en Europa (generación de energía, industria, transporte, edificios y construcción, así como la agricultura) pueden contribuir a la transición a una economía hipocarbónica en las próximas décadas.

 

Dentro de la política medioambiental encontramos acciones más concretas relacionadas con sectores específicos, como pueden ser:

 

  • El cambio climático y el medio ambiente

 

La lucha contra el cambio climático es un elemento fundamental del programa medioambiental de la Unión Europea y se está integrando cada vez más en otras políticas, como la energía, el transporte, la agricultura y el desarrollo regional. El objetivo de la política climática de la UE es limitar el calentamiento del planeta a 2° C sobre los niveles térmicos medios de la era preindustrial. La UE se compromete a reducir, hasta el año 2020, las emisiones de gases de efecto invernadero al menos un 20 % respecto a los niveles de 1990, a mejorar la eficiencia energética en un 20 % y a aumentar la parte de las energías renovables hasta alcanzar el 20 % del consumo final. Además, para 2030 se han establecido otros objetivos ambiciosos. Un mecanismo fundamental para la lucha contra el cambio climático es el Régimen Comunitario de Comercio de Derechos de Emisión (RCCDE).

 

  • La biodiversidad, la naturaleza y el suelo

 

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (CNUMAD) de 1992 supuso un gran paso hacia la conservación de la biodiversidad y la protección de la naturaleza gracias a la adopción del Convenio sobre la Diversidad Biológica. En 2011 la UE se comprometió a detener la pérdida de biodiversidad y la degradación de los servicios ecosistémicos en la UE para 2020. Sin embargo, todavía no se han alcanzado otros objetivos establecidos en la Directiva sobre hábitats y en la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES). Desde 1992 LIFE ha sido el instrumento financiero más importante para la protección de la biodiversidad en la UE.

 

  • La protección y la gestión de las aguas

 

El agua es esencial para la vida de los seres humanos, los animales y las plantas, así como un recurso indispensable para la economía; su protección y gestión trascienden de las fronteras nacionales. La legislación sobre aguas de la UE cambió a partir de la adopción en 2000 de la Directiva marco sobre el agua (DMA), que introdujo un enfoque global para la gestión y la protección de las aguas superficiales y subterráneas basado en las cuencas hidrográficas. Complementan a la DMA varios acuerdos internacionales y actos legislativos relacionados con la contaminación, la calidad y la cantidad de las aguas.

 

  • La contaminación atmosférica y acústica

 

La contaminación atmosférica perjudica a nuestra salud y al medio ambiente. Aunque son muchas sus fuentes, procede principalmente de la industria, el transporte, la producción de energía y la agricultura. Una nueva estrategia de la Unión en materia de calidad del aire persigue el pleno cumplimiento de la legislación vigente sobre la calidad del aire para 2020 y fija nuevos objetivos a largo plazo para 2030. Por otra parte, el tráfico y la actividad industrial, ambos en aumento, suelen provocar contaminación acústica; este tipo de contaminación también puede perjudicar a la salud humana. La Directiva sobre el ruido ambiental contribuye a determinar los niveles de ruido en el interior de la Unión y a la adopción de las medidas necesarias para reducirlos a valores aceptables. Existe asimismo legislación específica sobre las emisiones sonoras procedentes de fuentes concretas.

 

  • La eficiencia de los recursos y los residuos

 

El uso que se hace hoy en día y que se ha venido haciendo en el pasado de los recursos se ha traducido en altos niveles de contaminación, la degradación del medio ambiente y el agotamiento de los recursos naturales. La Hoja de ruta hacia una Europa eficiente en el uso de los recursos debería cambiar esa tendencia, ya que expone cómo podemos transformar la economía de la UE en una economía sostenible para el año 2050. La política de la UE en materia de residuos tiene una larga historia y, tradicionalmente, se ha centrado en una gestión de residuos más sostenible desde el punto de vista ambiental. La nueva agenda, basada en la eficiencia de los recursos, incluirá una revisión de los objetivos clave establecidos en la legislación de la UE en materia de residuos.

 

  • Consumo y producción sostenibles

 

El crecimiento sostenible es uno de los objetivos fundamentales de la Unión Europea. Ante la escasez mundial de recursos naturales, «hacer más con menos» ha pasado a ser el principal reto de productores y consumidores. Para hacer frente a este desafío, la Unión ha puesto en marcha una amplia gama de políticas e iniciativas en pos de un consumo y una producción sostenibles. Estas tienen como objetivo mejorar el rendimiento medioambiental global de los productos a lo largo de todo su ciclo de vida, estimular la demanda de mejores productos y tecnologías de producción y ayudar a los consumidores a tomar decisiones con conocimiento de causa.

 

  • Los productos químicos

 

La legislación de la Unión Europea sobre productos químicos está orientada a proteger la salud humana y el medio ambiente y evitar las barreras al comercio. Está compuesta de normas que regulan la comercialización y el uso de distintas categorías de productos químicos, de un conjunto de restricciones armonizadas sobre la introducción en el mercado y la utilización de determinadas sustancias y preparados peligrosos y de normas que regulan los accidentes graves y las exportaciones de sustancias peligrosas. El principal logro de la Unión es el Reglamento REACH, que regula el registro, la evaluación y la autorización de tales sustancias, así como las restricciones que puedan aplicarse a ellas.

 

El Parlamento Europeo desempeña un importante papel en la definición de la legislación de la UE en materia de medio ambiente. A lo largo de su séptima legislatura (2009-2014), el Parlamento, colegislador junto con el Consejo, ha adoptado, entre otras cosas, legislación sobre emisiones de vehículos e industriales, residuos electrónicos y bolsas de plástico, traslado ilegal de residuos y desguace de viejos buques.

 

Además, el Parlamento ha reconocido en reiteradas ocasiones la necesidad de mejorar la aplicación como prioridad clave. En una Resolución de 2013 sobre «sacar el mejor partido de las medidas ambientales de la UE: instaurar la confianza mediante la mejora de los conocimientos y la capacidad de respuesta», criticó el nivel insatisfactorio de aplicación de la legislación medioambiental en los Estados miembros y formuló varias recomendaciones para lograr una aplicación más eficaz, como la difusión de mejores prácticas entre Estados miembros y entre autoridades regionales y locales. En su posición sobre el actual Programa de Acción en Materia de Medio Ambiente (que se prolongará hasta 2020), el Parlamento subrayó también la necesidad de hacer cumplir con mayor rigor la legislación de la UE en materia de medio ambiente. Insistió en que el Séptimo Programa de Acción en Materia de Medio Ambiente «contribuirá a un nivel elevado de protección del medio ambiente y a la mejora de la calidad de vida y el bienestar de los ciudadanos». También pidió una mayor seguridad de la inversión que respalda la política medioambiental y esfuerzos para combatir el cambio climático, así como que se preste una atención mayor y mejor a las consideraciones medioambientales en otras políticas.

 

En una Resolución de 2010, el Parlamento consideró que los aspectos medioambientales de la Estrategia UE 2020 son en términos generales demasiado débiles y se han de reforzar y pidió que se fijen metas medioambientales claras y mensurables «dentro de los principales objetivos de la estrategia, esforzándose por detener la pérdida de biodiversidad».

 

Recientemente, el Parlamento ha aprobado una actualización de la Directiva sobre las evaluaciones de impacto ambiental para clarificar el texto, incluir la biodiversidad y el cambio climático y garantizar que las autorizaciones de proyectos no estén sujetas a conflictos de intereses. En el marco de las negociaciones con el Consejo, el Parlamento logró elevar los niveles de calidad para proteger la salud humana y el medio ambiente. Aunque tuvo que ceder por lo que se refiere a las evaluaciones de impacto ambiental obligatorias para la extracción y exploración de gas de esquisto, los riesgos para la salud humana o el medio ambiente deberán tenerse en cuenta en relación con los nuevos proyectos en el ámbito del gas.

¡Os esperamos en próximas entradas!

 

FacebookTwitter